Pelo perfecto….¡ también en otoño ¡

Uno de los peores momentos del año para nuestro pelo es el otoño.  Todavía no se ha recuperado de los “maltratos” del verano y ya se ha de enfrentar al momento del año que más intensamente se nos cae.  El salitre, los lavados intensos y continuos y el exceso de sol de los meses veraniegos pueden haber alterado la película natural de grasa y agua que se encuentra en la parte superficial del cabello. Así el cabello se queda frágil y desprotegido de su protección natural. La queratina se altera de manera más o menos profunda. El cabello se queda más reseco, pierde el color y se quiebra con facilidad. En estas condiciones, si la cantidad de cabellos en la almohada , en el peine o encima de nuestro abrigo. Además la temida caspa puede aparecer al resecarse la piel y escamarse debido a la alcalinidad del champú usado. Algunos cuidados pueden ayudarte a recuperar la salud del cabello y prevenir y frenar su caída:

Secar el cabello con un secador iónico que descompondrá el agua en pequeñas partículas hidratantes. Usar a temperatura mínima hasta que esté seco. Para acabar de marcar y dar un toque con las planchas de cerámica el cabello ha de estar completamente seco y usar un buen protector térmico.

Con cargas de queratina y cauterizando tu cabello aportarás a tu cabello las sales y aminoácidos necesarios para la queratinización necesaria para protegerte de los agentes externos como el viento, el frío, la lluvia y la nieve.

Lavado suave y nutritivo. Si acumulas sudor , polvo o contaminación es más nocivo que si lo lavas diariamente con productos con un ph lo más neutro para la piel y el cabello humano. Aunque ha habido mucha controversia por el champú para cabellos destacamos el de nuestra página con un ph de 5.5 y sin parabenos ni conservantes cancerígenos. Mascarillas supernutritivas con aceite de argán complementarán el lavado aportando brillo y suavidad a tu cabello sea de la medida que sea.

También cuando comes estás alimentando tu cabello. Las ostras, nueces, huevos, almejas, anchoas, atún, germen de trigo, bebidas de soja. legumbres, queso, carnes magras y setas te proporcionan los niveles necesarios de zinc, mineral que participa en la síntesis natural de queratina.  También las proteínas ingeridas proporcionarán un brillo natural y frenarán la caída.

Podemos prevenir y retrasar la caída aunque sea de origen genético con tratamientos, como el de  Kin,que aumenta y fortalece la densidad capilar. Evitan la caída prematura. El efecto antioxidante nos protege de factores externos nocivos.  Además la estimulación de la microcirculación local produce un refuerzo el los bulbos haciendo que el cabello se multiplique en número y en grosor.
Evitar la caspa molesta y que tanto nos afea el aspecto limpio y moderno con un tratamiento completo de Kin si es grave el problema. Si la caspa es leve podemos solucionar el problema con un champú simple anticaspa también de la marca Kin.

Todos estos consejos pueden ser útiles para tener un cabello más bonito y brillante.  Son trucos a tener en cuenta y por muy poco dinero.