Illumina color

El mecanismo químico que hace funcionar el champú es el mismo que el del jabón. El cabello sano tiene una superficie hidrofóbica a la que se adhieren los lípidos, pero que repele el agua. La grasa no es arrastrada por el agua, por lo que no se puede lavar el cabello sólo con agua. La tensión superficial del agua hace que el agua no pueda penetrar en los poros o zonas más profundas. Cuando se aplica champú al cabello húmedo,cambia la tensión superficial haciendo que limpie en profundidad cualquier superficie. El agua junto con el detergente emulsiona las particulas de sebo del cuero cabelludo. Los surfactantes aniónicos reducen la tensión de superficie y favorecen la separación del sebo del cabello. La materia grasa (apolar) se emulsiona con el champú y el agua, y es arrastrada en el aclarado. El aclarado es total. Entonces debemos repetir el proceso del lavado para que sea efectivo ya que en la primera enjabonada se emulsiona la grasa y en la segunda es cuando realmente el cabello queda totalmente limpio.

Además del champú necesario para una higiene del cabello total,  hidrataremos y acondicionaremos la estructura capilar aportando brillo de seda con un buen acondicionador de la marca Wella.  Desenreda y suaviza. Diferencia entre cabello fino y grueso para no apelmazar con excesivos nutrientes. Siempre en la cantidad  justa.

Para tener un cabello sano y bonito primero ha de estar completamente limpio y equilibrado químicamente. También el jabón de manos limpia en profundidad pero sería muy dañino para la estructura capilar.  Es importante lavar con un champú excelente y acondicionar con cosméticos que no solamente den brillo por fuera. Cosméticos que nutran en profundidad y no agredan las superficies del cabello o cuero cabelludo.

Wella sabe cuidar tu cabello de forma profesional y diferenciando si el cabello es fino o grueso. Además protege de las agresiones diarias.

Además Wella ha desarrollado unos nuevos tintes: Illumina.  Colores nuevos que reflejan la luz dándonos unos tonos cálidos, neutros o frios.  De los castaños claros hasta los platinos.  Tonos dulces y suaves dejando atrás  fantasías.