Castaño con mechas rubias.

Tod@s hemos soñado alguna vez con tener un bonito color castaño con mechas rubias nórdicas.  Nos puede pasar por la cabeza ir al supermercado comprar un tinte moreno y otro rubio.  Aplicamos el moreno , lo lavamos y luego al aplicar el tono rubio…..    sorpresa¡¡¡¡ hemos conseguido un precioso color casi negro y las mechas ni se aprecian.  Encima el tacto después del experimento es lo más parecido a un estropajo  de esparto.  Bajamos al super por una mascarilla y en vez de suavizar el cabello nos ha quedado graso de la raiz y reseco en las puntas.  Decidimos de arreglarlo radicalmente …. Vamos al peluquero que nos corte el destrozo.

Antes de hacer ningún experimento hemos de saber que un tinte no aclara. Sólo iguala el color u oscurece.  A partir de ahí estudiaremos cómo tenemos el cabello y que es lo que podemos hacer con el color de pelo. No podemos hacer al cabello todo lo que queramos sin éxito. El color de cabello natural será el condicionante del color de pelo final.

Para conseguir un color con dos colores castaño y rubio nórdico necesitaremos varios productos:

  1. Color castaño en forma de tinte o baño de color dependiendo si tenemos canas o no.
  2. decoloración con o sin amoniaco.
  3. matiz deseado, por ejemplo plata para conseguir un color de pelo rubio claro nórdico.
  4. mascarilla nutritiva de Wella, por ejemplo.
  5. Serum de queratina de Salerm.
  6. gorro de machas y ganchillo.
  7. paciencia y si no somos capaces de hacerlo nosotr@ acudir a un estilista de confianza.

Leave a Reply